El secreto para para evitar que tu despensa esté vacía

Posted on Actualizado enn

patatas¿Te gustaría que tu despensa no se encuentre vacía nunca más?, ¿que en tu nevera siempre tengas comida con la que preparar un plato, incluso si tienes una visita inesperada?

A continuación citaré dos alimentos perfectamente asequibles, y con los que podrás elaborar gran variedad de platos, además de ser muy nutritivos y de fácil conservación:

  1. Cuando realices la primer compra del mes asegúrate de comprar bastantes patatas como para estar lo suficientemente abastecido en lo que resta de mes, en función de cuántas personas seáis en casa y de vuestros hábitos de consumo, calcula qué cantidad habrías de comprar si a partir de este momento no pudieses volver a la compra hasta cobrar tu siguiente nómina.
  2. Otro elemento básico que siempre deberías tener en casa son huevos de gallina, en este caso has de tener más cuidado con su conservación puesto que aunque aguantan muchos días, digamos que son más “perecederos” que la patata.

Piénsalo, un kilo de patatas no llega a costar ni siquiera 1€ en la mayoría de los supermercados, hace unos días (Abril de 2.015) he comprado una malla de 3 kg por poco más de dos euros en mi supermercado habitual.

¿A quién le desagrada un plato de huevos y patatas fritas? en muchos restaurantes es considerado incluso un manjar, el llamado “plato de la abuela” es el menú del día que encontrarás en la pizarra de muchos bares. Pero además las patatas puedes comerlas cocidas con un poco de sal, aceite y pimentón, verás que la mayoría de restaurantes de comida gallega ofrecen este plato (cachelos) a precio de una tapa más, y mi favorito: la tortilla de patata, la tortilla española. Si tienes invitados en casa y no tenías nada previsto, una tortilla de patata (según los gustos también necesitarás algo de cebolla) te resolverá perfectamente la situación.

Tan solo tienes que echarle un poco de imaginación, estos son algunos ejemplos de lo que puedes hacer con estos ingredientes: patatas gratinadas, salteado de patatas con huevo, huevos rotos con patatas, patatas bravas, guisadas, rellenas (de carne, puerro, bonito, etc.), lasaña de jamón y patata, ñoquis de patata… personalmente esta última opción me parece una delicia y como tal lo he llegado a pagar en algún restaurante italiano.

Por último, y como “bonus track”, si te puedes permitir tener algo de jamón serrano, tendrás además un entrante y quedarás como un perfecto anfitrión, o al menos como uno muy resuelto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s