Cómo negociar una rebaja en el precio del alquiler

Posted on Actualizado enn

alquilerCabe decir que todo en esta vida es negociable, y nada tiene un precio cerrado, partiendo de esta premisa podemos inducir con toda tranquilidad una rebaja a nuestro alquiler simplemente aplicando las técnicas adecuadas logrando así una mayor satisfacción en nuestras finanzas personales.

  • Si estás buscando un piso de alquiler, una buena idea es fijarte en aquellos que llevan un tiempo a la venta, digamos un año por ejemplo, y que siguen sin ser vendidos, quizás al dueño le interese alquilarlo mientras continua a la espera de un comprador. Aquí has de ofrecer algunas garantías al dueño, dado que su intención es la venta, con que acuerdes (puedes firmarlo en el propio contrato de alquiler) que en caso de encontrar comprador, no tendrías inconveniente en desalojar la vivienda previo aviso de, por ejemplo, un par de meses de antelación, los dos lográis un beneficio: el dueño estará sacando beneficios a un pasivo que ahora convierte en un activo, y tú consigues un precio de alquiler por debajo de la media (en caso contrario te buscas otro alquiler).
  • Una variante de la estrategia anterior es buscar viviendas en alquiler con opción a compra: en este caso alquilas una vivienda que inicialmente solamente estuviera disponible para la venta, ofreciéndole al dueño la posibilidad de adquirirlo tú mismo al cabo de un tiempo convenido, por ejemplo un año, y en caso de no ejecutar la compra abandonar la vivienda para su tranquilidad.
  • Otro temor que tienen los arrendadores es el riesgo de impago, si eres capaz de reunir el importe anual y bien pagas por adelantado, o bien lo dispones como garantía a través de un aval bancario, puedes negociar un precio a la baja, a cambio de que disfrutes de un mejor precio, el arrendador obtiene la seguridad de que no habrá impagos durante los próximos 12 meses.
  • Si ya llevas un tiempo viviendo en el domicilio, y eres un buen inquilino, quizás el dueño no quiera “jugársela” y le interese que sigas arrendando el inmueble, utiliza el argumento de la crisis para pedir una rebaja, alega que la economía está pasando dificultades que a ti te están afectando directamente y con mucha probabilidad lograrás un pequeño descuento, siempre será preferible cobrar menos a una persona de confianza que arriesgarse a estar un tiempo sin encontrar inquilino y cuando lo encuentre, a saber qué tal es.
  • El último tip se refiere nuevamente a la confianza y es importante que te hayas forjado una reputación frente al arrendador de forma que no le hayas causado problemas, ni gastos, de esta forma si por ejemplo no has sido exigente reclamando por ejemplo una mano de pintura aun cuando el piso la pudiera necesitar, puedes recordarle que eres una persona comprensiva, y que por ello te parece justo recibir una compensación en forma de rebaja, en caso contrario podrías ejecutar tus derechos como inquilino y solicitar la reparación de aquellos elementos que lo requieran.

En síntesis, para pode obtener un buen precio de alquiler es importante ser un buen inquilino, una persona responsable que no ocasione problemas, que estén satisfechos contigo, y por tu parte has de estar pendiente del mercado, siempre buscando alternativas interesantes aun de aquellas personas que inicialmente no se hubieran planteado alquilar su vivienda.
Ensaya tus dotes de negociador, todo en la vida es negociable, y esto redunda en un mejor aprovechamiento de tu economía familiar y doméstica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s