Deuda

Tip super-sencillo para aplazar multas

Posted on Actualizado enn

Aplazar multasA muchos nos ha ocurrido en alguna ocasión haber recibido una carta certificada en nuestra casa informando de una sanción de tráfico justo en el peor momento para nuestra economía doméstica, lo que descuadraría por completo el presupuesto mensual de nuestro plan financiero.

Si tienes por norma no recibir en tu casa a nadie con quien no te hayas citado previamente, (esto incluye el servicio de correos), tendrás la oportunidad de disfrutar de un pequeño margen de tiempo para el pago de sanciones de tráfico (generalmente un par de meses), me explico mejor: cuando cometes una infracción que no se te notifique en el acto, la policía local, DGT, o el organismo competente, te lo notificará un par de meses más tarde mediante correo certificado. En el momento de recibir esta notificación has de firmar acuse de recibo haciendo así fehaciente su recepción. En caso de que no te encuentres en el domicilio, el cartero dejará un aviso en tu buzón indicando que puedes pasar durante los próximos días a recoger la notificación en determinada oficina de correos, y en esa misma nota podrás leer quien es el remitente de la carta certificada a recoger.

Salvo que estés esperando una felicitación de cumpleaños o un Christmas navideño (nótese la ironía) por parte de las fuerzas del estado, lo más probable es que la notificación sea una multa. Mi objetivo no es evitar la sanción, sino buscar el mejor momento para pagarlo, por lo que si cuando recibas esta notificación tu economía te permite hacerle frente, lo mejor es que te pases por correos a recoger la multa junto con las instrucciones para pagarla. Sin embargo, si necesitas un poco más de tiempo, lo único que tienes que hacer es dejarlo correr, y esperar a la siguiente notificación, aprovecharás ese tiempo para aprovisionar los fondos necesarios.

La segunda notificación bien puede presentarse nuevamente por servicio postal o directamente publicada en un boletín oficial como el BOE, o un Boletín autonómico. Curiosamente la ley entiende como fehaciente una notificación publicada en algún boletín oficial, (como si fuéramos a leerlos a diario junto con la prensa deportiva).
Cuando se haya realizado la publicación, mi consejo es que pagues cuanto antes, o al menos antes de quince días ya que así gozarás de una reducción del 50% desde el momento de la notificación fehaciente, es decir, haberse publicado en un boletín oficial, o bien que recibas una carta certificada.

Algunas Webs como devuelta.es te permiten dar de alta tus datos y ellos te notifican vía e-mail (medio que a mi juicio debería usar directamente la administración) la notificación, así como su importe. Además este sitio te ofrece un servicio de defensa y gestión de recursos de multas que quizás te interese contratar

Como sintesis final: no abras la puerta a desconocidos, pueden dañar tus finanzas personales.

11 ideas para evitar que desahucien tu hogar

Posted on Actualizado enn

DesahucioSi has cometido la temeridad de comprometerte con un banco a pagarle una hipoteca durante los próximos 30 años de tu vida aun cuando nadie se ha comprometido contigo a pagarte un salario en tales características de forma similar, y tu situación ha cambiado haciendo difícil el pago comprometido, no te preocupes, existen algunas soluciones que podrías aplicar para evitar que embarguen “tu” vivienda, solo es necesario un poco de orden e imaginación:

  1. Comprueba si tienes contratado algún seguro que te proteja de una situación de impago o desempleo, quizás lo hayas contratado cuando firmaste la hipoteca y no lo sepas, revísalo pues podrías estar cubierto ante una posible pérdida de empleo donde el seguro estaría pagando una parte de la cuota hipotecaria.
  2. Cuanto antes asumas tu situación mejor, si ves que no puedes pagar las mensualidades habla cuanto antes con tu banco, verán con buenos ojos que tomes responsabilidad en la situación y que estés dispuesto a buscar soluciones conjuntas que os beneficien a ambos:
    1. Puedes tratar de renegociar la deuda, así por ejemplo podrían darte una financiación para las cuotas pendientes englobándolas en un único concepto, mientras sigues haciéndote cargo de la hipoteca
    2. Si lo que necesitas es un poco más de tiempo, es fácil que te concedan un periodo de carencia durante el cual “tan solo” estarías pagando intereses
    3. Si la situación es muy límite y consideras la opción de desprenderte de la vivienda puedes intentar negociar la “dación en pago“, no siempre es posible pero lo puedes intentar. Esta opción consistiria en cancelar la deuda hipotecaria a cambio de ceder tu vivienda al banco
  3. Si tu banco no tiene a bien de colaborarte, puedes intentarlo con otra entidad, existen empresas de reunificación de deudas que engloban todas las deudas que tengas tales como hipoteca, préstamos personales, tarjetas etc. Logrando una reducción de la cuota mensual de la suma de todo ello a cuenta de una ampliación del periodo de la deuda. Es importante que tengas en cuenta que muy probablemente estarás pagando una tasa de interés superior a la que tenias hasta ahora.
  4. Puedes contactar con asociaciones como afectadosporlahipoteca.com o Stop Deshaucios entre otras que te apoyarán en tu situación.
  5. Si tienes la suerte de poder pasar un tiempo en casa de algún amigo o familiar puedes alquilar tu vivienda durante un tiempo para tener un dinero extra que ayude al pago de tu cuota hipotecaria y así evitar el desahucio.
  6. Si no tienes la opción de contar con otra vivienda, siempre puedes alquilar una parte de tu casa o una habitación por ejemplo a turistas en Webs como airbnb, entre otras, en donde verás que hay personas dispuestas a pagar incluso por dormir en tu sofá o por un desayuno cual hotel de vacaciones
  7. Toma el toro por los cuernos, quizás ser propietario no sea tan interesante como te lo presentó el director de tu oficina bancaria cuando firmaste aquel papelito. Aunque el precio actual de la vivienda sea inferior a la compra plantéate la posibilidad de abandonar tu hipoteca e irte a un alquiler más barato. El dinero que ganes con la venta del piso puedes invertirlo, y con los intereses y el dinero que te ahorrarás estando de alquiler quizá puedas pagar pagar parte de la hipoteca. La idea es clara, pero debes ser tú quien eche sus propios números y varíe la solución.
  8. Esta solución es sin duda mi favorita por su efectividad y su originalidad, sin embargo he de advertirte que no debes tomarla al pie de la letra pues será decisión de un juez que se cumpla o no con el resultado esperado, de hecho se han dado casos en España de personas que han salvado la situación mientras que en otros casos no ha sido así: la idea es que alquiles la vivienda a un tercero (que será de tu absoluta confianza), podría ser por un precio simbólico de 100€/mes por ejemplo, y según cómo falle el juez, podría dictaminar que si bien la vivienda ha de ser desahuciada, el inquilino no deba asumir esta situación al estar cumpliendo con su obligación de pago de alquiler, logrando detener el proceso durante el tiempo que dure el contrato de arrendamiento.
  9. Existe también la posibilidad de declararse en suspensión de pagos alegando una “quiebra familiar”, al igual que el caso anterior esta opción está sujeta a una serie de condiciones, y decisión de un juez. Si decides tomar alguna de estas soluciones te aconsejo que antes te asesores con un buen abogado, considera su tarifa como una inversión.
  10. Por último te dejo con éste enlace en donde una familia decidió sortear su vivienda a un precio de 70€ por papeleta logrando juntar una cantidad de 700.000€ con los que cubrieron la deuda hipotecaria
  11. Si ninguno de los pasos anteriores ha dado resultados, y tu vivienda es subastada te queda una última bala: solicita una prórroga de plazo concedido para el desalojo, dependiendo de tu situación particular pueden darte más o menos tiempo para exprimir tus opciones.

Mi consejo personal es que te libres cuanto antes de cualquier deuda, hipotecaria, personal, o de cualquier tipo, no hay mejor sensación que sentirse libre de ataduras, económicas también y vivir sin presiones. Quítate tu hipoteca de encima cuanto antes!

Por último, lee mucho, infórmate, piensa por ti mismo, no creas a nadie, a mi tampoco, y no te dejes engañar por quien se supone te está ayudando, en particular por tu amigo el banquero, si crees que no podrás pagar la hipoteca de aquí a dos meses, y estás pasando necesidad, lo primero eres tú y alimentar a tu familia, un par de mensualidades sobre un total de 300 no van a hacer que tu deuda disminuya, pero un par de mensualidades pueden ayudar mucho a llenar tu nevera.

5 pasos para eliminar tus deudas

Posted on Actualizado enn

  1. card cutLo primero que tenemos que hacer es asumir nuestra situación, ser conscientes de nuestro estado financiero, y de que debemos hacer algo para resolverlo. Si no actuamos ya, la situación se irá agravando con el tiempo
  2. Medir: aquí os adelantaba unos tips sobre cómo mejorar vuestra salud financiera, lo que debemos hacer es conocer cómo se distribuye nuestro dinero, es decir, qué conceptos y cantidades son los pasivos de nuestro balance, para ello podemos utilizar herramientas como fintonic que nos pueden ayudar en este punto. Personalmente lo utilizo para mi propia economía doméstica, y la encuentro muy útil, la puedes configurar para que te envíe alertas cuando las cuentas alcanzan ciertos umbrales, ó cuando te son cargadas comisiones bancarias, etc.
  3. No adquirir más deuda: (subrayado, y en negrita), por favor! no adquiráis más deuda, generalmente los problemas de dinero, no se resuelven con dinero, sino con un cambio de conciencia. Romped las tarjetas de crédito, obviad las ofertas de créditos rápidos, y quitaos la deuda cuanto antes:
    • Negociad con vuestros proveedores, tanto si debéis dinero a particulares, comercios, bancos, etc. todos estarán encantados de que les paguéis, y seguramente estarán abiertos a daros facilidades: fraccionar las cuotas, aumentar el plazo a fin de tener una cuota mensual más pequeña, etc.
    • En el caso de los bancos, es posible que mientras no acumuléis dos mensualidades intenten presionaros, recordad que al director de vuestra oficina bancaria le penalizan por la morosidad de sus clientes, hablad con él de tú a tú, y llegad a un acuerdo, los dos sois parte interesada.
    • Si tenéis alguna deuda pequeñita, id ahorrando para quitarla cuanto antes, esto os animará a ir a por la siguiente, además al haber eliminado un gasto tendréis mayor poder adquisitivo para atacar la siguiente deuda, y así sucesivamente.
  4. Reducid vuestros gastos:
    • Hacer uso de las ofertas y cupones, algunos supermercados ofrecen descuentos en la segunda unidad, cuando se trata de productos que sabéis que vais a consumir, podéis aprovechar este tipo de ofertas, pero recordad que aquel producto que no necesitáis siempre será caro por muy poco que cueste.
    • Si coméis fuera, pensad el dinero que ahorraríais si lleváis al trabajo la comida hecha en casa
    • ¿De verdad no puedes prescindir de todos los cafés que tomas fuera de casa? (de nuevo calcula cuanto gastas al mes con la suma de todos ellos)
    • Nunca antes en la historia de la humanidad, ha habido tanta información, tan accesible, y tan barata como hoy. Existe Internet, y las bibliotecas públicas donde podemos consultar prácticamente cualquier noticia, libro, o dato de nuestro interés. Si tu economía no es muy holgada no pagues por algo que puedes obtener de forma gratuita.
    • Prescinde de servicios que no utilices: ¿De veras no puedes hacer deporte al aire libre y ahorrarte la cuota del gimnasio que solo visitas un par de veces al mes?
    • Optimiza aquellos servicios que Sí necesites: tampoco se trata de vivir miserablemente, es muy razonable que hoy día necesitemos disponer de Internet en casa, telefonía, y otras comodidades, pero, ¿de verdad necesitas tanto ancho de banda cuando solo usas Internet para navegar y usar Facebook? ¿utilizas toda la potencia eléctrica que tienes contratada? ¿Seguro que necesitas televisión por cable con la inmensidad de contenido gratuito que existe en Internet? Piensa en ello.
  5. Huid de quienes os prometan soluciones milagrosas, recordad la máxima “Si algo parece demasiado bueno para ser verdad, posiblemente lo sea” (demasiado bueno…), mucha gente querrá aprovecharse de vuestra situación para estafaros, proponeros soluciones cortoplacistas que agravarán vuestra situación a la larga, etc. Respirad, y meditar con calma vuestras opciones.