Motor

Tip super-sencillo para aplazar multas

Posted on Actualizado enn

Aplazar multasA muchos nos ha ocurrido en alguna ocasión haber recibido una carta certificada en nuestra casa informando de una sanción de tráfico justo en el peor momento para nuestra economía doméstica, lo que descuadraría por completo el presupuesto mensual de nuestro plan financiero.

Si tienes por norma no recibir en tu casa a nadie con quien no te hayas citado previamente, (esto incluye el servicio de correos), tendrás la oportunidad de disfrutar de un pequeño margen de tiempo para el pago de sanciones de tráfico (generalmente un par de meses), me explico mejor: cuando cometes una infracción que no se te notifique en el acto, la policía local, DGT, o el organismo competente, te lo notificará un par de meses más tarde mediante correo certificado. En el momento de recibir esta notificación has de firmar acuse de recibo haciendo así fehaciente su recepción. En caso de que no te encuentres en el domicilio, el cartero dejará un aviso en tu buzón indicando que puedes pasar durante los próximos días a recoger la notificación en determinada oficina de correos, y en esa misma nota podrás leer quien es el remitente de la carta certificada a recoger.

Salvo que estés esperando una felicitación de cumpleaños o un Christmas navideño (nótese la ironía) por parte de las fuerzas del estado, lo más probable es que la notificación sea una multa. Mi objetivo no es evitar la sanción, sino buscar el mejor momento para pagarlo, por lo que si cuando recibas esta notificación tu economía te permite hacerle frente, lo mejor es que te pases por correos a recoger la multa junto con las instrucciones para pagarla. Sin embargo, si necesitas un poco más de tiempo, lo único que tienes que hacer es dejarlo correr, y esperar a la siguiente notificación, aprovecharás ese tiempo para aprovisionar los fondos necesarios.

La segunda notificación bien puede presentarse nuevamente por servicio postal o directamente publicada en un boletín oficial como el BOE, o un Boletín autonómico. Curiosamente la ley entiende como fehaciente una notificación publicada en algún boletín oficial, (como si fuéramos a leerlos a diario junto con la prensa deportiva).
Cuando se haya realizado la publicación, mi consejo es que pagues cuanto antes, o al menos antes de quince días ya que así gozarás de una reducción del 50% desde el momento de la notificación fehaciente, es decir, haberse publicado en un boletín oficial, o bien que recibas una carta certificada.

Algunas Webs como devuelta.es te permiten dar de alta tus datos y ellos te notifican vía e-mail (medio que a mi juicio debería usar directamente la administración) la notificación, así como su importe. Además este sitio te ofrece un servicio de defensa y gestión de recursos de multas que quizás te interese contratar

Como sintesis final: no abras la puerta a desconocidos, pueden dañar tus finanzas personales.

¿Cómo pagar menos por el seguro de tu coche?

Posted on Actualizado enn

ahorrar seguro cocheSi eres de los que, como yo, piensan que en los tiempos que corren el coche ya ha dejado de ser un lujo para convertirse en una necesidad, te interesará leer este artículo.
Hoy en día existen muchas alternativas al vehículo privado, el transporte público tiene sus comodidades (para mí la más importante es que te desvinculas de su mantenimiento), pero sigo considerando que el transporte público es caro (sobre todo si tenemos en cuenta que una parte del billete ya la hemos pagado a través de nuestros impuestos).
Cuando toda la familia ha de desplazarse a diario fuera de su localidad de residencia, nos vemos obligados a tener un coche para llevar a los niños al cole, luego dejar a tu pareja en su trabajo, y por fin llegar al tuyo, y al término de la jornada la misma rutina parando eso sí en el supermercado. Todo este viaje sería una odisea de trasbordos, y comunicaciones imposibles en transporte público. La comodidad del coche es indiscutible, y está al alcance de cualquiera que sepa buscar pacientemente, (te recomiendo que eches un vistazo a este sitio si estás buscando coche de segunda mano).

Ya hemos aclarado las ventajas de tener coche, pero tenemos que asumir que como contrapartida tendremos unos gastos de obligado cumplimiento: combustible, mantenimiento, ITV, impuesto de circulación, seguro, entre otros. Hoy hablaremos de cómo ahorrar en éste último.

En primer lugar es recomendable analizar el mercado, y comparar las distintas ofertas, existen comparadores como rastreator.com, kelisto.es ó acierto.com (entre otros) que os pueden facilitar esta tarea, pero ojo! que esta comparativa no os lleve a contratar el seguro más barato sin analizar qué os está cubriendo, os recomiendo que una vez tengais una idea de cuáles serían las compañías que os interesan, las contactaseis bien personalmente o por teléfono, y les pidáis una oferta detallando los conceptos que os cubren, cuál es la cuantía de la franquicia en caso de que contratéis un “todo riesgo” (siempre recomendable para estar cubiertos), etc. Personalmente me parece interesante la opción de disponer de vehículo de sustitución cuando el tuyo estuviera en una reparación que te hubiera dejado incomunicado largo tiempo de otra manera.
Has de saber que algunas compañías ofrecen descuentos para familiares de clientes ya asegurados con ellos.

Lo que no todos saben es que cuando te toca renovar el seguro la mayoría de compañias están dispuestas a hacerte un pequeño descuento de forma que cada año tu seguro te costará gradualmente menos, no renueves tu seguro si no te hacen un descuento. Como ya habrás realizado un estudio de mercado puedes negociar diciéndoles que en la compañía X te cobran menos por las mismas coberturas, y en caso necesario siempre puedes cambiarte a esa compañía (nunca verbalices una amenaza si no eres capaz de cumplirla).

Resumiendo: antes de renovar el seguro de tu coche, compara otras compañías, de ahí sacarás una cifra de referencia que te servirá para negociar con tu actual compañía una rebaja, y en caso de que no te la apliquen, siempre podrás cambiar. Ten en cuenta las coberturas, y la fiabilidad de la empresa. En Internet encontrarás opiniones de otros usuarios sin mucha dificultad.

6 cosas en las que NO debes ahorrar

Posted on Actualizado enn

calidadEste blog está dedicado al ahorro, la inversión, el control de la economía doméstica, etc, y generalmente os daré consejos de cómo y en qué ahorrar, sin embargo el propósito de esta entrada, casi provocadora, es decirte en qué NO debes ahorrar.

Hay ciertas cosas en las que no es recomendable ahorrar por dos motivos: 1 porque a la larga te gastarías más, y 2 porque hay cosas, como tu salud, que no tienen precio. Vamos allá:

  1. Comida: márcate un presupuesto mensual, acorde a tus posibilidades, y con él intenta comprar comida de calidad, en el punto 4 de esta entrada te daba algunas pistas acerca de cómo ahorrar en el supermercado. Tampoco se trata de que todos los días comas langosta, sino de que en los productos que consumes habitualmente, por querer ahorrar unos céntimos puedes estar consumiendo mala calidad. Compra calidad, compara ofertas, y si es necesario reduce en cantidad.
  2. Combustibles: si eres conductor, y especialmente en el caso de los gasóleos que suelen contener más impurezas, no te merece la pena ir a marcas de dudosa calidad, en este punto de nuevo te recuerdo que puedes aprovecharte de las ofertas, hay supermercados que por compras superiores a un importe te dan cheques descuento para el gasoil. Ten presente que por ahorrar unos céntimos puedes estar dañando los filtros del vehículo (que serán sensiblemente más caros que el ahorro realizado en combustible) y eventualmente la vida del motor, la única forma que te recomiendo para ahorrar combustible es usar menos tu coche, conducirlo más eficientemente, etc..
  3. Agua: el agua es vida, forma parte de la sangre, orina, linfa, transporta nutrientes, lubrica articulaciones, etc. Afortunadamente a día de hoy en nuestra sociedad es un bien perfectamente accesible, piensa que hay lugares del mundo donde se dedica media jornada para acceder a este recurso, muchas veces insalubre, no seas desagradecido con Dios, el universo, o aquello en lo que creas, y usa el agua que necesites.
  4. Calzado: Divide el precio que te cuestan unos buenos (no bonitos, sino buenos!) zapatos entre los años que previsiblemente te durarán, y haz el mismo cálculo para unos zapatos de baja calidad. A partir de ese dato saca tus propias conclusiones.
  5. Tu Cama: nos pasamos de media 8 horas diarias en ella, y es una pieza clave para nuestro descanso y nuestra salud, si estás pensando en cambiar tu cama, espera a haber ahorrado un poco más y compra calidad, tu espalda te lo agradecerá, y no te olvides de una buena almohada!
  6. Caridad: si colaboras con alguna ONG, o programa social, y estás pensando en cancelar tu cuota a fin de ahorrar en tus finanzas, por favor, no lo hagas, si tu situación financiera es tan apretada que has llegado a plantearte esta opción, reduce la cantidad que aportas, pero no la canceles. No sólo por aquellos a los que ayudas, sino por ti mismo: cuando das caridad estás enviando un mensaje de abundancia al universo, donas porque eres abundante (de otra forma no podrías dar), y como eres abundante la abundancia acudirá a ti, además, que bien sienta sentirse útil con la sociedad, verdad?

Por último no escatimes en dar amor, parece que cuando nos sentimos escasos de dinero, trasladamos este sentimiento al resto de áreas de nuestra vida, no caigas en esta trampa y da amor. Evita en la medida de lo posible que tu situación financiera afecte a tus relaciones.