5 pasos para eliminar tus deudas

Posted on Actualizado enn

  1. card cutLo primero que tenemos que hacer es asumir nuestra situación, ser conscientes de nuestro estado financiero, y de que debemos hacer algo para resolverlo. Si no actuamos ya, la situación se irá agravando con el tiempo
  2. Medir: aquí os adelantaba unos tips sobre cómo mejorar vuestra salud financiera, lo que debemos hacer es conocer cómo se distribuye nuestro dinero, es decir, qué conceptos y cantidades son los pasivos de nuestro balance, para ello podemos utilizar herramientas como fintonic que nos pueden ayudar en este punto. Personalmente lo utilizo para mi propia economía doméstica, y la encuentro muy útil, la puedes configurar para que te envíe alertas cuando las cuentas alcanzan ciertos umbrales, ó cuando te son cargadas comisiones bancarias, etc.
  3. No adquirir más deuda: (subrayado, y en negrita), por favor! no adquiráis más deuda, generalmente los problemas de dinero, no se resuelven con dinero, sino con un cambio de conciencia. Romped las tarjetas de crédito, obviad las ofertas de créditos rápidos, y quitaos la deuda cuanto antes:
    • Negociad con vuestros proveedores, tanto si debéis dinero a particulares, comercios, bancos, etc. todos estarán encantados de que les paguéis, y seguramente estarán abiertos a daros facilidades: fraccionar las cuotas, aumentar el plazo a fin de tener una cuota mensual más pequeña, etc.
    • En el caso de los bancos, es posible que mientras no acumuléis dos mensualidades intenten presionaros, recordad que al director de vuestra oficina bancaria le penalizan por la morosidad de sus clientes, hablad con él de tú a tú, y llegad a un acuerdo, los dos sois parte interesada.
    • Si tenéis alguna deuda pequeñita, id ahorrando para quitarla cuanto antes, esto os animará a ir a por la siguiente, además al haber eliminado un gasto tendréis mayor poder adquisitivo para atacar la siguiente deuda, y así sucesivamente.
  4. Reducid vuestros gastos:
    • Hacer uso de las ofertas y cupones, algunos supermercados ofrecen descuentos en la segunda unidad, cuando se trata de productos que sabéis que vais a consumir, podéis aprovechar este tipo de ofertas, pero recordad que aquel producto que no necesitáis siempre será caro por muy poco que cueste.
    • Si coméis fuera, pensad el dinero que ahorraríais si lleváis al trabajo la comida hecha en casa
    • ¿De verdad no puedes prescindir de todos los cafés que tomas fuera de casa? (de nuevo calcula cuanto gastas al mes con la suma de todos ellos)
    • Nunca antes en la historia de la humanidad, ha habido tanta información, tan accesible, y tan barata como hoy. Existe Internet, y las bibliotecas públicas donde podemos consultar prácticamente cualquier noticia, libro, o dato de nuestro interés. Si tu economía no es muy holgada no pagues por algo que puedes obtener de forma gratuita.
    • Prescinde de servicios que no utilices: ¿De veras no puedes hacer deporte al aire libre y ahorrarte la cuota del gimnasio que solo visitas un par de veces al mes?
    • Optimiza aquellos servicios que Sí necesites: tampoco se trata de vivir miserablemente, es muy razonable que hoy día necesitemos disponer de Internet en casa, telefonía, y otras comodidades, pero, ¿de verdad necesitas tanto ancho de banda cuando solo usas Internet para navegar y usar Facebook? ¿utilizas toda la potencia eléctrica que tienes contratada? ¿Seguro que necesitas televisión por cable con la inmensidad de contenido gratuito que existe en Internet? Piensa en ello.
  5. Huid de quienes os prometan soluciones milagrosas, recordad la máxima “Si algo parece demasiado bueno para ser verdad, posiblemente lo sea” (demasiado bueno…), mucha gente querrá aprovecharse de vuestra situación para estafaros, proponeros soluciones cortoplacistas que agravarán vuestra situación a la larga, etc. Respirad, y meditar con calma vuestras opciones.

¿Cómo mejorar tu salud financiera?

Posted on Actualizado enn

ostrich_head_sandPor evidente que parezca, es sorprendente la cantidad de personas que no pueden ahorrar porque desconocen el estado real de sus finanzas. Se hace obvio que para poner orden en nuestras finanzas, antes debemos conocer en qué estado se encuentran, y muchas personas tienen enferma su economía porque sencillamente descuidan su salud financiera. Necesitan un chequeo.

Cuando estamos en una situación en que nuestra cuenta bancaria presenta números rojos, y nuestras deudas crecen, es duro tomar consciencia de nuestra situación financiera, preferimos evadirnos, y usar la técnica del avestruz que no es otra que esconder la cabeza y no mirar la realidad. Sin embargo, es imprescindible asumir nuestra responsabilidad, y tomar las riendas de la situación, por eso aunque duela, hemos de realizar un análisis detallado de nuestras cuentas. Para ello recomiendo los dos siguientes ejercicios:
1.- Por un lado tomaremos un extracto de nuestra cuenta bancaria del último mes completo, y anotaremos todos los gastos que mensualmente tenemos, es importante tener en cuenta que algunos gastos son bimensuales como la factura eléctrica, y otros pueden ser anuales como el seguro del coche. En este punto, hemos de hacer un pequeño esfuerzo adicional y revisar este tipo de gastos para llegar a tener una visión global a un año vista, y prorratear a un mes todos los gastos.
2.- Por otro lado hemos de tener en cuenta aquellos gastos que nuestro extracto bancario no refleja, los gastos del día a día, también conocidos como “gastos hormiga” (cafés, tabaco, cervezas, prensa, etc.) todos esos gastos que por ser pequeños no les damos importancia. Te sugiero que anotes en una libreta (o en tu móvil si lo prefieres) todos estos gastos y vayas sumando lo que como una hormiguita que miga a miga llena su despensa para el invierno, se ha ido gastando a lo largo del mes.

Solamente con haber sumado estos conceptos, y tener una cifra de nuestro coste de vida mensual, así como de en qué conceptos se nos va el dinero, habremos dado un paso muy importante. Reduciendo los gastos hormiga, con muy poco esfuerzo (leyendo la prensa en Internet, tomando esas cervezas en casa, etc.), podrás ahorrar fácilmente un 10% de tus ingresos.

Clasificación de los distintos tipos de análisis bursátil

Posted on Actualizado enn

three_black_crows

Según la forma en que se analiza un determinado activo, es posible clasificar el tipo de análisis en base al siguiente esquema:

  • Análisis fundamental: es el que toma en cuenta el valor de la acción analizando la compañía que representa a través de su balance, noticias sobre el estado de la corporación o el mercado al que pertenece, etc. Así por ejemplo tras la salida de una noticia que indique el hallazgo de petróleo, probablemente nos encontraríamos ante la subida de las acciones de la compañía petrolífera que lo hubiera encontrado, y por el efecto dominó posiblemente también las del resto de empresas de este sector energético.
  • Análisis técnico:El análisis técnico en lugar de analizar el valor de una compañia analiza el precio a través de su representación gráfica, basándose en que patrones que ocurrieron en el pasado tendrían un mismo desenlace en el futuro. Existen distintas variantes:
    • Análisis técnico occidental
      • Chartismo ó análisis gráfico: Analiza el precio de la acción, divisa, o materia prima que representa el gráfico buscando figuras que indiquen un cambio de tendencia, algunas de las más conocidas son el “hombro cabeza hombro“, o el “doble techo“, ésta última por ejemplo nos indicaría cuando encontrásemos dos máximos consecutivos tras una tendencia alcista,  que es el momento de ponernos cortos.
        Otra forma de analizar el gráfico es apoyándonos en lineas que dibujaremos sobre él para representar tendencias, o soportes y resistencias en donde el precio tiende a detenerse antes de realizar el siguiente movimiento.
      • Indicadores y osciladores:son herramientas gráficas de que podemos disponer en nuestra plataforma de trading para ayudarnos a leer el gráfico, a diferencia de las lineas de tendencia por ejemplo, los indicadores se calculan automáticamente (en base a cálculos matemáticos tomando en cuenta los datos históricos), algunos de los más conocidos podrían ser las medias móviles, ó las bandas de bollinger, entre otros muchos, y en el caso de los osciladores (para calcular el momentum) podríamos citar MACD, ó RSI entre los más conocidos.
        Existen cientos de indicadores, y cada operador ha de buscar aquella combinación de ellos con los que se sienta más cómodo operando.
    • Análisis técnico japonés:
      • Patrones de candlestick: a diferencia del análisis occidental en donde se hace necesario disponer de un histórico para poder analizar el gráfico, y detectar en él distintos patrones que nos indiquen lo que está haciendo el precio en ese momento, el análisis mediante el uso de velas (candlestick) nos permite predecir cuál será la tendencia inmediata del precio tras una combinación de unas pocas (generalmente dos ó tres) velas consecutivas. Existen multituid de combinaciones, algunas de ellas con nombres tan originales como “estrella del amanecer” ó “bebé abandonado”, un ejemplo muy frecuente de este tipo de análisis lo tenemos cuando nos encontramos tres velas bajistas consecutivas, este patrón llamado “3 black crows” (3 cuervos negros) indica una alta probabilidad de que el movimiento inmediatamente posterior continúe la tendencia bajista.

Polémicas aparte, ningún tipo de análisis es mejor que otro, hay quien prefiere analizar compañías, y quien prefiere analizar gráficos, cada uno con un estilo determinado. En lo personal, el análisis técnico basado en soportes y resistencias acompañado de algún indicador me ha dado buenos resultados.

Cómo crear un árbol de dinero

Posted on Actualizado enn

arbol del dineroComparando nuestra economía con un ser que nace, crece y se reproduce, podemos construir un árbol de dinero, una forma de ver crecer nuestros ahorros poco a poco, y de forma consistente hasta que, cuando llegue la primavera, podamos ver sus frutos (intereses, plusvalías, etc.) que podremos recoger, o mejor aún, volver a sembrar para que nuestra economía siga creciendo.

Una forma muy sencilla de plantar un árbol de dinero, es tomar una semilla que será un pequeño capital, y plantarlo a través de algún tipo de producto de inversión, como pueda ser un fondo de inversión. Particularmente recomiendo un fondo referenciado a un índice bursátil (S&P 500 ó IBEX 35, principalmente) por dos motivos: 1 nuestro capital queda diversificado entre los distintos activos que componen el índice y 2 porque la tendencia a largo plazo será estadísticamente alcista. Cabe citar en este punto una frase de Warren Buffet: “no se qué hará mañana el S&P 500 pero sé que dentro de 20 años habrá subido”, y nosotros queremos que nuestro árbol crezca durante muchos años.

Luego habrá que regarlo periódicamente y de forma sistemática mediante lo que se conoce como DCA (Dollar Cost Average), este sistema consiste en que de forma regular, digamos mensualmente por ejemplo, regaremos nuestro árbol, esto es: compraremos nuevas participaciones del fondo donde tenemos depositado nuestro capital, de forma que si la tendencia es alcista nos aprovecharemos de las ganancias producidas por los intereses creados para reinvertirlos nuevamente en el fondo (poniendo así a funcionar el interés compuesto), y si es bajista habremos comprado más participaciones por ser éstas más baratas, cabe decir que la cantidad de dinero a invertir mensualmente ha de ser siempre la misma o similar. De esta forma estaremos promediando lo invertido compensando el número de participaciones adquiridas entre momentos alcistas y bajistas.

Con todo esto nuestro dinero irá creciendo paulatinamente, y gracias a la potencia del interés compuesto nuestros árbol crecerá exponencialmente, pues la idea no es recoger los frutos de nuestro árbol sino sumarlos al capital para lograr un efecto bola de nieve.

¿Cuándo recoger los frutos? podemos definir distintas estrategias, una sería fijarnos un objetivo concreto del capital que queremos obtener para dedicar a otros fines (por ejemplo invertir en un negocio), otra posibilidad sería guardarlo como colchón financiero que nos permita mantener nuestro actual estilo de vida durante un determinado tiempo (un año sería un periodo razonable), y una tercera opción podría ser mantener intacto este árbol frutal hasta nuestra jubilación, momento en el cual podríamos alimentarnos de sus frutos.